En el reino de la Salamandra,
se murmura de un tal ruiseñor;
que devora semilla de hombre,
que sola se queda.
Y se consume en pasión.

Vertical voluptuosa sonrisa,
que se ofrece al placer al dolor;
y en espuma desborda su fuerza,
recibe la lanza,
de su supremo señor...

¿Ah, qué será, qué será, qué será,
qué será, qué será, esta voz?
¿ah, qué será, qué será, qué será,
qué será, qué será, esta voz?.

¿Quién la encantará?
¿quién cederá?
Entre la bella y la bestia,
no hay superioridad...
Su olor atrae a la ciencia,
su carne al predador.

En el reino de la salamandra,
se murmura de un tal ruiseñor;
que se ha caído en la jaula,
de un hombre.
Que come y que quema,
y es un vampiro de amor.

¿Ah, qué será, qué será, qué será.... esta voz?
¿ah, qué será, qué será, qué será... esta voz?.

¿Quién la encantará?
¿y quién cederá?
Entre la bella y la bestia,
no hay superioridad...
Su olor atrae a la ciencia,
su carne al predador.

Ah! esa voz...
ah! esa voz...
¿Ah, qué será, qué será, qué será,
qué será, qué será, esta voz?
¿ah, qué será, qué será, qué será,
qué será, qué será, esta voz?.

¿Ah, qué será, qué será, qué será,
qué será, qué será, esta voz?
¿ah, qué será, qué será, qué será,
qué será, qué será, esta voz?.
Ah!... esa voz...
ah..! esa voz...

Vídeo incorreto?