Cristóbal Colón:

Ayer vino a bordo de la nao una almadía con seis mancebos y los mandé detener. Y después envié soldados a una casa y trajeron siete cabezas de mujeres, entre chicas y grandes, y tres niños.

Haced que sol y luna, maduración y estío,
según les fue ordenado, no sucedan en vano;
haced llegar su hora, que se cumpla el destino,
venciendo a su enemigo en tiempo señalado.

Proteged el maney, que la manzana envidia
el níspero de aroma turbador de sentidos;
el guayacán fornido, amante de muchachas
y el cedro secular, que dicta la palabra.

Cristóbal Colón:

Capturé a estos hombres, mujeres y niños para que aprendan nuestra habla y regresarlos, salvo que Vuestras Altezas decidiesen llevarlos todos a Castilla o tenerlos en la misma isla cautivos. Porque con cincuenta hombres los tendrá a todos sojuzgados y les hará hacer todo lo que quisiera.

Os conjuramos, dioses: proteged a los hombres
que son de vuestras tierras; preservadlos en paz
y sin enfermedades; no les causéis molestias;
os lo suplico, dioses, no los dejéis morir.

Vídeo incorreto?