Hay una parte de este amor,
que se fue por otra vía.
Una mitad del corazón,
que ya nadie domina,
La parte oculta de los dos,
la noche que está matando al día.

No sé si existe una razón,
que maneje mi destino.
Me veo sola en un rincón,
mirando la tormenta.
Ya casi llego a convencerme,
que hay un duelo que hoy termina.

No quiero perderme en un sueño,
que no puede hacerse realidad.
No sirve seguir sintiendo,
que tengo que esconderte la verdad.
No juegues al ángel caído,
sólo sé,
que para mi ya estás perdido.

Mirar hacia atrás en el tiempo,
me hizo dar cuenta de que hay algo más.
Sentí que el primer encuentro,
fue algo mágico que ya no está.
aunque juegues al ángel caído,
yo lo sé,
yo sólo sé, que para mi ya estás perdido.

Vídeo incorreto?