Hoy que estoy viejo y enfermo
me regalas tu bondad
y te acercas a mi lado
para consolar mi mal.
Qué alegría me da verte,
que placer oír tu voz;
al mirarte los recuerdos
me hablan de tu gran amor.

Fuiste amiga en horas buenas
y en las malas mucho más.

Amiga,
ya se tiró el último dado de mi suerte...
Amiga,
cómo envenena esta pena de quererte.
Este verso
es mi lágrima sincera
para ti la verdadera
compañera del dolor.
Amiga,
ya se tiró el último dado de mi suerte...
Que me importa de la muerte
si te llevo en el adiós.

En mi vida de bohemio
fuiste siempre una canción
y hoy que ya todo es invierno
tu presencia es como un sol.
Tu palabra, tu ternura
es lo mismo que una flor,
una flor en mi amargura
perfumando mi dolor.

Fuiste amiga en horas buenas
y en las malas mucho mas.

Vídeo incorreto?