Parque Lezama de diablos, calavera del maestro
de Buenos Aires, melancólica...
Un niño juega solo en el laboratorio, trae una aguja
y un pájaro atrapado en su otra mano inocente, aterrorizado
pincha sus ojos, hunde la aguja firme.
Ciego de dolor, en su vuelo torpe, los ojos sin ojos,
La casa estaba llena de secretos y el incendio parecía extraño
como aquel crimen de los atrapados en el ascensor sin resolverse
juego de niños, juego-experimento...
Hunde la aguja firme, los ojos sin ojos
una eterna, nostalgia
de vida, siempre.
Amar, odiar, amar, odiar,
todo va hacia el mar.
Escribimos canciones, destruimos las canciones
Parque Lezama de diablos, calavera del maestro...
Amo los detalles, odio generalidades, dice el joven loco.
somos una mezcla de pecado y santidades
del infierno exquisito y los cielos te podría matar solo por celos,
me podría matar solo por celos ... me podría matar...
La casa estaba llena de secretos y el incendio aprecia extraño
como aquel crimen de los atrapados en el ascensor sin resolverse
una eterna, nostalgiade vida, siempre.
Amar, odiar, amar, odiar, todo va hacia el mar.
escribimos canciones, destruimos las canciones
parque Lezama de diablos, calavera del maestro...
escribimos canciones, destruimos las canciones
parque Lezama de diablos, calavera del maestro...
de Buenos Aires, melancólica.

Vídeo incorreto?