Tanta seguridad, tantos pretextos
no son nada más que una barrera
que pones para esconderte.
Tengo la sensación de que me amas
igual que un actor que no se aparta
ni un milímetro del guión.

Es asunto de dos,
si jamás das, no podrás pedir
Jugar al amos es cosa de dos.

Nunca serás un Dios,busco al perfecto
guardián protector, aunque el infierno
se llene un millón de veces.
Yo me dejo llevar igual que un cisne
atrapado en en vals,
tan solo y triste, y que
viste para encantarte.

Es asunto de dos...

El papel de ladrón del país de la fantasía
no te dará la ocasión de coquistar
mi corazón, mi corazón, mi corazón...

Es asunto de dos...

Vídeo incorreto?